Objeto de las inversiones extranjeras

Las inversiones extranjeras en España pueden llevarse a efecto a través de cualquiera de las operaciones que estipula la ley. Desde nuestro despacho de abogados de Madrid, recopilamos cuáles son los principales puntos, y nos ponemos a su completa disposición para explicárselos. Helas aquí.

  • Participación en sociedades españolas. Se entienden comprendidas bajo esta modalidad tanto la constitución de la sociedad, como la suscripción y adquisición total o parcial de sus acciones o asunción de participaciones sociales. Asimismo, quedan también incluidos en el presente apartado la adquisición de valores tales como derechos de suscripción de acciones, obligaciones convertibles en acciones u otros valores análogos que por su naturaleza den derecho a la participación en el capital, así como cualquier negocio jurídico en virtud del cual se adquieran derechos políticos.
  • La constitución y ampliación de la dotación de sucursales.
  • La suscripción y adquisición de valores negociables representativos de empréstitos emitidos por residentes.
  • La participación en fondos de inversión, inscritos en los Registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
  • La adquisición de bienes inmuebles sitos en España, cuyo importe total supere los 500.000.000 de pesetas, o su contravalor en euros o cuando, con independencia de su importe, proceda de paraísos fiscales, entendiéndose por tales, los países y territorios relacionados en el artículo único del Real Decreto 1080/1991, de 5 de julio.
  • La constitución, formalización o participación en contratos de cuentas en participación, fundaciones, agrupaciones de interés económico, cooperativas y comunidades de bienes, cuando el valor total correspondiente a la participación de los inversores extranjeros sea superior a 500.000.000 de pesetas, o su contravalor en euros o cuando, con independencia de su importe, proceda de paraísos fiscales, entendiéndose por tales los países y territorios relacionados en el artículo único del Real Decreto 1080/1991, de 5 de julio.

Si quiere saber más, visite nuestro despacho de abogados en Madrid, le estamos esperando.

0 Comments

Leave your comment here