Visa de inversor o Golden visa

Es un tipo de permiso o autorización para residir en España dirigida a todos aquellos inversores que realicen una inversión significativa en nuestro país.

Estas inversiones pueden ser por la compra de inmuebles (500.000 euros), acciones o depósitos bancarios (un millón de euros) o deuda pública (dos millones de euros).

Para solicitar este permiso o visado hay que dirigirse al Consulado de España en el país del que se proceda o donde se resida. Dicha autorización de residencia se tramitará en la Unidad de Grandes Empresas-Colectivos Estratégicos.

Si se cumplen los requisitos este tipo de visado se concede para residir un año así como un permiso de residencia por dos años, tanto a la persona que sea el inversor como a su familia.

Esta autorización podrá renovarse siempre y cuando la inversión realizada se mantenga y si se ha realizado al menos una visita a España durante este periodo. Para ello hay que presentar unos documentos determinados como el pasaporte, certificado de antecedentes penales o seguro de salud.

Otros más específicos serán los que acrediten la inversión como la escritura y el certificado del Registro de la Propiedad si se trata de inmuebles, la declaración de Inversión para acciones no cotizadas o participaciones, certificado de un intermediario financiero para las acciones cotizadas, el certificado del Banco de España o de la Entidad Financiera para la deuda pública y el certificado de la entidad financiera para los depósitos bancarios.

En caso de que la inversión no se mantenga y extranjería tuviera conocimiento de ello, se podría perder la residencia, pero no se perdería si se mantiene el nivel de la inversión.

Este tipo de solicitudes suelen resolverse en unos diez días y el permiso de residencia en unos veinte.

Contacte con nuestros abogados de Barcelona si desea más información sobre esta cuestión, estamos a su disposición.

0 Comments

Leave your comment here