Autorización de residencia para inversores

Cuando un extranjero desea venir a España para invertir, lo normal es que establezca su residencia aquí. Si esta opción entra dentro de sus objetivos a la hora de invertir en España, le resultará interesante saber cuál es el procedimiento para poder residir en nuestro país. Nuestros abogados le cuentan más acerca de los papeles a conseguir.

El primer paso es pedir un visado. Este visado tiene una duración de un año, lo cual suele acabar resultando un periodo escaso, así que si se desea residir por más tiempo, se tendrá que solicitar una autorización de residencia para inversores.

Para conseguirla, lo primero que debe obtener es el visado de residencia para inversores en vigor. Para ello, deberá seguir siendo propietario de los bienes inmuebles por importe mínimo de 500.000 euros que se exigieron a la hora de pedir el primer visado y además, haber venido a España al menos una vez durante el periodo de validez del visado. Finalmente, se tendrán que haber cumplido las obligaciones en materia fiscal y de Seguridad Social, si es que en su día nos dijeron que debíamos cumplir con Hacienda.

La autorización inicial de residencia para inversores tiene una validez de dos años, que podrá renovarse a solicitud del inversor, y se concederá en el plazo máximo de veinte días desde su solicitud. El inversor tendrá que mantener vigentes las condiciones que hemos expuesto en el párrafo anterior en todo momento.

Si está buscando asesoramiento para asegurar el éxito de sus inversiones, nuestro despacho de Madrid cuenta con años de experiencia a sus espaldas ayudando a extranjeros para traer sus inversiones a España. Nuestros profesionales conocen las leyes de extranjería, y controlan el mercado de inversiones, para poder orientarle, tanto en la documentación que todo extranjero debe conseguir cuando viene a España, como los posteriores trámites que pueden ir surgiendo. No dude en visitarnos, estamos en Madrid a su disposición.

0 Comments

Leave your comment here