Invertir durante la crisis

Están siendo años difíciles, dominados por la inseguridad y desconfianza en instituciones que antes daban seguridad. No se dudada del banco y tampoco del compromiso de los estados con el cumplimiento de contratos sociales establecidos. Recuperar la credibilidad requiere una estabilidad de los mercados financieros que aún no se acaba de lograr, y también una apuesta seria de los gobiernos por el mantenimiento del sistema de pensiones públicas.

Pero estos años han enseñado alguna cosa más. Por ejemplo, ha demostrado que quienes mejor han aguantado han sido aquellos que tuvieron la capacidad y la previsión de generar ahorros, y supieron o tuvieron la suerte de colocarlos en depósitos de seguros, porque ahora les han servido de colchón para sobrellevar una pérdida de empleo o reducción de ingresos.

Otra de las incógnitas que deja la crisis es saber si con la recuperación económica se va a mantener la costumbre tan extendida entre españoles de invertir los ahorros en la compra de una vivienda, o si tras la experiencia traumática del pinchazo de la burbuja inmobiliaria se van a cambiar los hábitos y buscar nuevas formas de inversión. En Alemania, por ejemplo, que tiene una de las tasas más elevadas de ahorro financiero de la OCDE, sólo el 53,2% de las familias tienen su vivienda en propiedad. No está de moda comprar. En España ese porcentaje alcanza el 83% pese al frenazo de los últimos ocho años. El perfil del ahorrador alemán, con todo, es como el español: el 40,4% tiene su dinero en depósitos y cuentas en efectivo.

¿Cuáles son las tendencias para los años a venir? Desde nuestro despacho de abogados en Madrid, destinamos nuestros mejores recursos a realizar intensos estudios del mercado de inversiones para poder ofrecer a nuestros clientes el mejor asesoramiento. Día a día, le mantendremos al tanto de la actualidad económica del país y las tendencias, para poder asesorarle en todo momento sobre dónde y cómo llevar a cabo sus inversiones.

0 Comments

Leave your comment here